img Momentos urbanos suizos 0
img
Gana un viaje a las
ciudades suizas
Comparte tu itinerario y podrás ganar un viaje a las ciudades Suizas. Te explicamos cómo en este tutorial.
Prueba la bollería suizo alemana
Confiserie Schiesser, Basilea
Disfruta, Prueba

Los cafés antiguos son el mejor antídoto contra las ciudades fotocopia.

Por el precio de un café tienes un asiento con vistas a la vida de las personas que las habitan, mientras te rodean las reliquias que dejaron otros que las poblaron en vidas anteriores.

 

En el caso de Confiserie Schiesser, ese caf√© o chocolate caliente merece ir acompa√Īado de sus legendarios bollos y tartas. Fundado en 1870, sigue en manos de la misma familia, que lleva cinco generaciones endulzando la vida de los basilienses.

 

Para tomarse algo, hay que cruzar la tienda que se sit√ļa a pie de calle y subir unas escaleras que dan entrada a un sal√≥n espacioso revestido de madera. En la esquina, un hombre elegante de unos 70 a√Īos con sombrero lee el peri√≥dico como en los viejos tiempos, mientras grupos de mujeres charlan animadamente.

 

Escogemos una mesa pegada a la ventana. Es el mejor sitio para estudiar los movimientos de los ciudadanos que circulan por la plaza, abajo, sin perder la posibilidad de observar también a la gente sentada en el interior del café.

 

Unas amables y risue√Īas camareras espa√Īolas nos invitan a levantarnos para escoger la comida. Todo entra por los ojos y dejamos que sean ellos quienes gu√≠en nuestra decisi√≥n. Pedimos un poco de todo y a echar la tarde.

Yorokobu® 2020
Todos los derechos reservados
img
Viajar a la wikipedia analógica
Fundación Bodmer, Ginebra
Inspírate, Prueba

Antes de que Jimmy Wales pusiera en marcha la Wikipedia, ya había personas obsesionadas con recopilar todo el conocimiento de la humanidad.

Las obras se guardan bajo tierra en un espacio dise√Īado de manera magistral por el arquitecto Mario Botta para no alterar el paisaje de Cologny

Gente como Martin Bodmer (1899-1971), que dedicó su vida a coleccionar más de 150.000 libros y objetos.

 

La wikipedia anal√≥gica de Bodmer se encuentra en el barrio de Cologny. Sus salas subterr√°neas muestran primeras ediciones de libros como la Biblia de Gutenberg, las noventa y cinco tesis de Lutero, ‘Principia Mathematica’, de Newton, el manuscrito original de ‘Los 120 d√≠as de Sodoma’, el Papiro 66, bocetos de Mozart, la ‘Comedia’, de Dante y ‘Fausto’, de Goethe, escrito a mano.

 

Originario de Z√ļrich, Bodmer hered√≥ una gran fortuna en 1916 y emple√≥ su dinero en adquirir libros de manera met√≥dica, con gran discreci√≥n, durante el resto de su vida.

 

En sus √ļltimos a√Īos antes de morir cre√≥ la Fundaci√≥n Martin Bodmer con el fin de salvaguardar la colecci√≥n. Las obras se guardan bajo tierra en un espacio dise√Īado de manera magistral por el arquitecto Mario Botta para no alterar el paisaje de Cologny.

 

Además de la conservación y digitalización de la biblioteca, hoy la entidad invierte mucha energía en organizar exposiciones que mantienen vivo el espíritu de Bodmer.

 

El bibli√≥filo salv√≥ muchas obras de la destrucci√≥n de las guerras mundiales. Hoy, en la √©poca de las ‘fake news’, cuando leemos informaci√≥n de primera, segunda y tercera mano, nunca se volvi√≥ m√°s importante conservar las fuentes primarias.

Yorokobu® 2020
Todos los derechos reservados
img
Meditar en la iglesia de San Antón
Iglesia de San Antonio, Basilea
Inspírate, Olvida

En cuestión de minutos se había quedado completamente vacía.

Llegamos justo cuando acababa una misa y los feligreses estaban de partida. Desde la calle no había nada que reclamase nuestra atención. Era como si no quisieran que entrara nadie: una fachada apagada y un ventanal que no deja ver hacia adentro. Una estructura que imita las formas de una fábrica. Pero lo que la hace interesante es que no es previsible. Todo cambia cuando abres la puerta de entrada. De pronto, reina el silencio seguido del éxtasis por la espectacularidad de este espacio.

 

Construido entre 1925 y 1927 por el arquitecto Karl Moser, es una de las primeras iglesias construidas en su totalidad con hormig√≥n armado. El edificio es, adem√°s, un s√≠mbolo de la capacidad de evoluci√≥n que tenemos los seres humanos. A menos de dos kil√≥metros de ah√≠ hay otra iglesia llamada St Paul‚Äôs, construida tambi√©n por Moser treinta a√Īos antes. Es de estilo cl√°sico. Muy distinta a la iglesia de San Antonio. Otro lugar que hay que explorar.

Yorokobu® 2020
Todos los derechos reservados
img
El √ļltimo edificio de Le Corbusier
Pavillon Le Corbusier, Z√ļrich
Mira, Prueba

El √ļltimo edificio de Le Corbusier no estar√≠a en Z√ļrich de no ser por Heidi Weber.

Una mujer que, con apenas 30 a√Īos, arriesg√≥ su patrimonio y reputaci√≥n personal para construirlo.

 

Apasionada del creador de origen suizo, acab√≥ acumulando la colecci√≥n m√°s completa de sus cuadros, que a√ļn hoy mantiene a sus 94 a√Īos.

 

Pero Weber quer√≠a m√°s. Era el a√Īo 1960 y hab√≠a un solar a orillas del lago de Z√ļrich que ella pens√≥ que ser√≠a id√≥neo para levantar un pabell√≥n en honor al Le Corbusier. Estaba tan convencida de ello que invit√≥ al arquitecto a pasar unos d√≠as en la ciudad para que pudiese verlo con sus propios ojos. Tras presenciar ¬ęsu perseverancia, voluntad de sacrificio y entusiasmo¬Ľ, como √©l la defin√≠a, acab√≥ aceptando el encargo.

 

El edificio se convirti√≥ en un ejemplo paradigm√°tico de lo que los alemanes llaman ‘Gesamtkunstwerk’, una obra en la que todo, el espacio, los muebles y los cuadros, est√° concebido como una obra de arte conjunta. Algo solo al alcance de alguien tan vers√°til como Le Corbusier.

 

La obra representó, además, un cambio en la elección de materiales del arquitecto. El hormigón, que tanto había dominado en sus anteriores edificios, esta vez se reemplazó por el acero y el cristal.

 

Durante la construcción, Weber tuvo que lidiar con la muerte de Le Corbusier en 1965 y las dificultades de ejecutar un edificio muy experimental para la época. Barreras que casi la llevaron a la bancarrota.

 

Tras la inauguraci√≥n en 1967, el espacio pas√≥ a llamarse Heidi Weber Foundation‚ÄďCentre Le Corbusier. El ayuntamiento acept√≥ adem√°s cederle el espacio libre de alquiler durante 50 a√Īos.

 

En 2014 ese acuerdo llegó a su fin y el Consistorio decidió quedarse con el edificio, cambiando el nombre a Pavillon Le Corbusier. La decisión no gustó a Weber y llevó al Ayuntamiento a los tribunales. En junio de 2020, un juez falló a favor de la ciudad.

 

De esta historia extraemos una lección valiosa. Hay muchos edificios que conocemos solo por sus arquitectos. Pero muchas veces olvidamos a las personas que trabajaron detrás del telón para ponerlos en pie.

Yorokobu® 2020
Todos los derechos reservados
img
Conf√≠a en la amabilidad del extra√Īo
Kunstmuseum Winterthur, Winterthur
Inspírate, Prueba

Viajar es a veces confiar en la amabilidad de los extra√Īos, pero esa amabilidad no suele llegar sola.

Hay que trabaj√°rsela, hay que salir a buscarla.

 

Cuando adquirimos nuestra entrada del Museo de Arte de Winterthur, la recepcionista reconoció que hablábamos castellano. Rápidamente entablamos una conversación y ella aprovechó para practicarlo. Podríamos habernos escaqueado lo más rápido posible, pero nos hubiésemos perdido algo, la oportunidad de hablar con alguien autóctono con un conocimiento, un bagaje y una historia que puede cambiar el rumbo de tu viaje.

 

En este caso concreto, la amabilidad del extra√Īo nos recomend√≥ entrar en una sala del museo donde los visitantes no suelen pasar. Un espacio de otra √©poca que ese d√≠a estaba alumbrado por la c√°lida luz de la ma√Īana, como refleja la foto que abre este texto.

 

Entre monumentos, museos, paseos y cafés, a veces se nos olvida que una ciudad es lo que es por sus personas. Solo alcanzarás a conocerlas si estás abierto a ello, si tomas la iniciativa y aprovechas las oportunidades que te va dando cada escenario del viaje. Ser amable y sonreír ayuda.

Yorokobu® 2020
Todos los derechos reservados
img
Entra en un t√ļnel neuronal
Neuralrope#1, Lugano
Fun for Kids, Mira, Prueba

Las ciudades est√°n llenas de no lugares.

Un concepto acu√Īado por el antrop√≥logo Marc Aug√© y que se refiere a esos espacios que carecen de una identidad m√°s all√° del uso utilitario que se hace de ellos. Autopistas, aeropuertos, supermercados.

 

Cuando me sumerg√≠ en el t√ļnel que pasa por debajo de la estaci√≥n central de Lugano act√ļe como cualquier otro lo har√≠a. Camin√© sin pensar mucho en d√≥nde estaba. Mir√© hacia adelante, buscando la luz al final del t√ļnel que indicara la salida. De pronto, una serie de pantallas empezaron a moverse a medida que me acercaba a ellas. Me par√© y durante unos minutos interact√ļe con esta instalaci√≥n que me retaba a interrumpir mi paseo.

 

¬ęReproduce en tres dimensiones el cerebro, una gran red neuronal donde las pantallas LED representan las neuronas, mientras las cuerdas act√ļan como sinapsis que mueven los impulsos nerviosos de un lugar a otro¬Ľ, dicen los autores de la obra p√ļblica Alex Dorici y Luca Mar√≠a Gambardella. El no lugar, de pronto, se hab√≠a convertido en algo m√°s que un simple t√ļnel.

Yorokobu® 2020
Todos los derechos reservados
img
Prueba la bollería suizo alemanaConfiserie Schiesser, Basilea
Viajar a la wikipedia analógicaFundación Bodmer, Ginebra
Meditar en la iglesia de San AntónIglesia de San Antonio, Basilea
El √ļltimo edificio de Le CorbusierPavillon Le Corbusier, Z√ļrich
Conf√≠a en la amabilidad del extra√ĪoKunstmuseum Winterthur, Winterthur
Entra en un t√ļnel neuronalNeuralrope#1, Lugano
0 filtros
Yorokobu® 2021
Todos los derechos reservados
img
Saltar intro
Tutorial Bienvenido a los momentos urbanos suizos. Una gu√≠a alternativa para descubrir las ciudades del pa√≠s helv√©tico. Gana adem√°s un viaje a Suiza dise√Īando tu ruta personalizada. Comenzar
Navegación Esto si, esto no. Desliza a la derecha para guardar y a la izquierda para descartar. 1/4
Mis momentos Me lo quedo. Tus momentos se irán guardando en el corazón arriba a la derecha. 2/4
M√°s info Quiero saber m√°s. Dale a la i para leer sobre la historia detr√°s de cada foto. 3/4
Compartir Comparte
tus momentos.
Guarda un mínimo de 12 momentos y compártelos en instagram con los hashtags #MomentosUrbanosSuizos #NecesitoSuiza antes del 11 de enero. Sortearemos un viaje a Suiza en 2021 entre los participantes. 4/4 Comenzar